Grupo de Productores Unidos Cruz de Piedra es adjudicatario en la Colonia Julio Castro Imprimir E-Mail

 

En el marco del Homenaje al Núcleo Experimental de la Mina de Cerro Largo, que organizó el Consejo de Educación Inicial y Primaria, el 20 de abril, el INC celebró la adjudicación de tierras al grupo Productores Unidos Cruz de Piedra, que integrarán la Colonia Julio Castro, acto que contó con palabras del maestro Miguel Soler.


 

 

 

En la actividad el grupo de Productores Unidos Cruz de Piedra, integrado por cinco familias de productores familiares y asalariados rurales de la zona, firmó los contratos de adjudicación por 191 ha.

 

La presidenta del INC, Jacqueline Gómez, destacó que es “la finalización de una parte del trabajo, porque las tierras que nosotros compramos son para adjudicarlas a productores familiares y asalariados rurales”. “Pero también es un comienzo de asumir un conjunto de responsabilidades en relación con el Instituto Nacional de Colonización y con el resto de la sociedad”, aseguró.

 

Asimismo, Gómez instó a los productores a “construir con los otros, con los vecinos y encontrar cómo solucionar la problemática a nivel territorial, en lo que cumplen un rol todas las instituciones que trabajan en el territorio”. “Es un momento para disfrutar pero también para reflexionar sobre las responsabilidades que asumen”, expresó.

Por su parte, la representante por la educación en el Directorio del INC, Nilsa Pérez, recordó que al comienzo de su gestión se inauguró la Colonia Misiones Sociopedagógicas Miguel Soler y a su cierre se inaugura la Colonia Julio Castro, “no estaba pensado eso”, dijo con emoción. “En la historia, en la trayectoria de estos dos hombres [Soler y Castro] siempre estuvo la reforma agraria como un instrumento de justicia”, afirmó la directora del INC .

Pérez, que pasó a desempeñarse como directora de Consejo de Educación Técnico Profesional (CETP) de UTU, expresó que “llegué al Instituto llevándome la UTU y me voy a la UTU llevándome al Instituto”.

 

A su turno, el representante del grupo Productores Unidos Cruz de Piedra, Miguel Moreno, agradeció al INC y a la Mesa de Desarrollo de Noblia “que están dando un voto de confianza a nuestro grupo”, dijo.

 

El grupo, fundado en 2007, cuenta con un predio arrendado donde manejan las actividades ganaderas entre todos los miembros. “Nosotros hace muchos años que somos aspirantes a colonos y no se nos había dado, y creo que hoy llega un momento muy especial de nuestro grupo, que está bien consolidado para enfrentar un proceso de éstos”, manifestó Moreno. Las nuevas generaciones que quieren permanecer en el campo son un estímulo para los productores familiares “eso me llena de alegría me deja el corazón contento y me dan ganas de seguir adelante haciendo lo que realmente me gusta que es amar la tierra y trabajar en ella”, anheló Moreno.

 

El maestro en cuatro puntos

 

En primera instancia el maestro Miguel Soler, felicitó al grupo adjudicatario de la tierra “porque todos ustedes están vinculados a un organismo del estado que la sociedad uruguaya con colaboración de los maestros, hay que decirlo, de la época lo creó para servir a la causa del desarrollo agrario y de la felicidad de la población de nuestro campo”,

En segundo término destacó “el papel de la mujer en estas cosas que la tradición vincula al quehacer masculino: la agricultura, la producción, la propiedad, el andar atrás del arado y el manejar el tractor eran cosas de hombres, pero vean ustedes que hoy el programa más importante que tiene el país, y uno de los más importantes de América Latina, está conducido con intervención principal de mujeres”, dijo Soler refiriéndose a la presidenta y la directora del INC presentes.

En tercer término manifestó Soler al grupo de productores familiares que “permanezcan unidos, frente a todas las dificultades, frente a todas las diferencias que el trabajo, que la vida, que el alambrado, que la vaca se pasó de aquí para allá, puedan crear...arréglense para no destruir la unidad”.

“Cuarto puntito, defiendan al Instituto Nacional de Colonización, esto lo dije cuando se inauguró la otra colonia, y yo creo que es absolutamente fundamental, entre las colonias y el Instituto hay un compromiso, y si no lo hay dejemos la ley de colonización y empecemos de nuevo, como en los tiempos viejos tiene que haber un compromiso, ese compromiso incluye el diálogo permanente, el contacto, la negociación, el tratamiento de todos los problemas con sinceridad”, expresó Soler.

 

 

Actualizado el ( jueves, 23 de abril de 2015 )
 
< Anterior   Siguiente >