Centenario de la Colonia 19 de abril en Paysandú convocó a más de mil personas Imprimir E-Mail
El 19 de abril de 1915 a la estación del ferrocarril Porvenir, en Paysandú, llegaron inmigrantes judíos que junto a los italianos y criollos fueron los primeros en establecerse en la colonia, en los próximos años se sumaron alemanes y rusos; según el pastor, Helmuht Baisel, todos tenían algo en común llegaron “con un poco más que nada” aunque según las palabras de los primeros colonos “habían llegado al paraíso”.   

La celebración del centenario de la colonia convocó a más de mil personas que se acercaron a pasar el día. La fiesta integró la celebración oficial por la Cruzada Libertadora de los 33 Orientales y la actuación de la banda municipal.

 

Además del recorrido por la feria donde cada colectividad creó su stand, los participantes podían llevar parte de la historia de la colonia en el libro, editado para la ocasión, Lo contó mi abuelo, escrito por Ricardo Cattani Barcia y Víctor Pizzichillo Hermín.

 

Baisel, descendiente de alemanes, fue quién relató algunas de las peripecias que vivieron los primeros colonos. “Llegan con un poco más que nada, algo más de lo que podía tener alguien para llevar en la mano y fueron trasladados en carretas a lugares en donde las chacras habían sido mensuradas, tenía cada una sus nombres y estaban destinadas para las distintas familias”, recordó.

 

“Imaginemos que en esa época no había un árbol, no había una tapera, no había nada, era campo abierto. No me puedo imaginar como fueron aquellas primeras horas, la primera noche, ni siquiera abajo de un árbol, a la intemperie total, pero ellos decían y nos repitieron varias veces, que habían llegado al paraíso”, expresó el pastor de la iglesia evangélica bautista.

 

A su turno, la presidenta del INC, Jacqueline Gómez, celebró los festejos ya que son “cien años del primer inmueble que constituyó las tierras afectadas a la ley 11.029, una ley de 1948”. Según Gómez desde el Directorio del INC “nos sentimos orgullos de poder visualizar los procesos de transformación de las políticas públicas que ha hecho el Estado uruguayo”, manifestó. Políticas que , según explicó,otorgaron tierras a través de un mecanismo facilitador y permitieron el acceso a la vivienda, la caminería y la electirficación; donde el esfuerzo de instituciones, colonos y vecinos, lograron trasformar la realidad.

 

“Lo otro que me parece muy rescatable es este proceso que tiene la Colonia, es una colonia de productores familiares, históricamente, y ese trabajo de las familias fue el eje de la construcción de riqueza y ese trabajo de las familias fue el fortalecimiento de todo un entorno social que trascendió la propia colonia”, expresó.

 

Asimismo Gómez destacó “la importancia de que el Instituto tenga la decisión de recomponer tierras, de comprar tierras que los colonos pongan a la venta y de poder dar un nuevo impulso y una nueva inyección de otros nuevos colonos a las tierras del Instituto y a las tierras de esta colonia en particular que tiene una historia importante en el mantenimiento de la estructura productiva, de las familias y los valores de solidaridad, y de conformación de diversidad de culturas que se combinan con la realidad de hoy”, puntualizó.

 
< Anterior   Siguiente >