Colonos de Arerunguá accedieron a la energía eléctrica Imprimir E-Mail
El servicio de energía eléctrica llegó a 24 familias de la zona y es “un paso más para poder vivir en el predio” de Colonización y para “trabajar pero no pasar trabajo”, expresó el productor del grupo Arerunguá, Cesar Rodríguez. La iniciativa de los vecinos, que se enmarcó en el Programa de Electrificación Rural, se concretó el 25 de junio con el simbólico encendido de una lámpara junto a autoridades y técnicos que participaron en el proceso. 



El tramo, de casi 18 km de línea de media tensión, se extiende desde el campo militar hasta la Ruta 31 y desde ese punto hasta el almacén “El Chimango”, abarca la infraestructura productiva de los dos grupos productores de la colonia, Arerunguá y Nuevo Horizonte.
 
“Comenzamos en una carpa de lona y las condiciones físicas eran muy deficitarias”, recordó Rodríguez. Asimismo, el objetivo de conseguir la electricidad es un logro de la comunidad de productores y asalariados rurales de la zona, dijo el miembro del grupo Arerungúa.
 
El Programa de Electrificación Rural se financia e implementa con la coordinación de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA), Ministerio de Industria y Minería (MIEM), Administración Nacional de Usinas y Transmisiones Eléctricas (UTE), Administración Nacional de Telecomunicaciones (ANTEL), Movimiento para la Erradicación de la Vivienda Rural Insalubre (MEVIR) e INC.
 
La presidenta de Mevir, Cecilia Bianco, festejó la iniciativa y aseguró que “siempre es una satisfacción poder colaborar con el desarrollo de pequeñas comunidades y con otras instituciones del Estado”.
 
La presidenta del INC, Jacqueline Gómez, celebró el acontecimiento al mismo tiempo que felicitó al grupo de colonos que desde el 2008 ingresaron al campo y que “transformaron la realidad de la zona”, reconoció. El predio, que pasó del Ministerio de Defensa a Colonización, es un ejemplo de los buenos resultados del trabajo en grupo. Gómez destacó la importancia de la coordinación de las políticas públicas para el desarrollo rural.
 
A su turno, la directora Nacional de Energía del MIEM, Olga Otegui, afirmó que la meta que se propuso el equipo de trabajo es “alcanzar el 100%” de la electrificación rural. Si bien es poco lo que falta para lograr la meta, es la parte más costosa, adelantó Otegui.
 
El presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, destacó el trabajo de ente que viene realizando 1000 km de electrificación por año. Además, en 2014, el Programa Luces para Aprender llegó al 100% de las escuelas. Al mismo tiempo, Casaravilla reconoció la interinstitucionalidad y dijo “aquí está el Estado presente, haciendo que las cosas pasen”.
 
Por su parte, el subdirector de la OPP, Martín Dibarboure, subrayó que desde la Oficina están conformes con el Programa de Electrificación Rural y “se va a dar la discusión en el presupuesto” para su continuidad. La energía eléctrica “se consiguió por la iniciativa de los vecinos” pero se concretó con un programa “bien diseñado y ejecutado”, estimó.
 
 
Actualizado el ( jueves, 02 de julio de 2015 )
 
< Anterior   Siguiente >