La articulación de acciones para avanzar en el desarrollo rural Imprimir E-Mail

La agricultura familiar es responsable de la producción del 80% de la horticultura, el 38% de las frutas, el 27% de la leche y el 25% de la carne; el asegurar la radiación y las condiciones de vida de los productores fue el disparador de la mesa temática "Articulando acciones para la sostenibilidad de la producción familiar", realizada el 20 de agosto en Tacuarembó, en el marco de los 48 de Mevir.

 

El objetivo de la mesa temática sobre producción familiar, la tercera de las cinco que Mevir está organizando en el marco de los festejos de sus 48 años, fue generar un ámbito de intercambio con otros organismos y actores.

 

La articulación entre las instituciones es "necesaria e imprescindible" subrayó el director de Desarrollo Rural, José Olascuaga. Los agricultores familiares siempre fueron parte del medio rural aunque las dificultades se consideraban como un problema de escala y no se consideraba la "complejidad" de la familia, aseguró. Los agricultores familiares, según el Registro de la DGDR, ascienden a 23 446 en Uruguay, y un 58 % tienen como actividad la producción ganadera.

 

Asimismo la producción familiar está presente en casi todos los rubros -menos arroz- de producción, comentó el representante de la Facultad de Agronomía, Matías Carámbula. Entre el 2000 y 2011 hay un 20% menos de agricultores familiares y los que desaparecieron fueron los de menor superficie, si bien las políticas públicas se han extendido en el territorio (DGDR, INC, MGAP, Intendencias, entre otras) "uno se cuestiona cuál ha sido su impacto", problematizó Carámbula.

 

El INC tomó como "obligación" transformar la herramienta para llegar a los sectores más vulnerables, afirmó la presidenta del INC, Jacqueline Gómez. El Instituto apoyó a las organizaciones y grupos para el acceso a la tierra, si bien existen dificultades "sin ninguna duda ha sido la herramienta para que asalariados rurales y productores familiares accedan a la tierra", subrayó.

 

Asegurar que las políticas lleguen a los más vulnerables, fortalecer espacios de participación y articulación institucional, y mantener viva la idea de la tierra como bien social; son algunos de los desafíos del INC que Gómez, citó.

 

"La agricultura familiar no es toda igual" enfatizó el representante de la Comisión Nacional de Fomento Rural (CNFR), Fernando López. En este contexto "hay que tenerlo en cuenta porque las mismas herramienta no sirven para todos", aseguró el productor.

 

Mevir apostó a esta serie de encuentros para "escuchar" a los diferentes actores y poder articular acciones en conjunto, señaló el representante de Mevir, Luis Silvera. En este momento Mevir quiere dar respuesta a las demandas y también conocer más sobre quiénes están excluidos al acceso de la vivienda ya sea por la edad, ingresos u otros motivos.

 

"Mevir no solo es un servicio, es un derecho humano" afirmó el decano Facultad de Ciencias Sociales (FCS), Diego Piñeiro. La falta de los derechos de segunda generación (salud, vivienda, educación, servicios) en el campo "está naturalizada" y "hay que comprender que son derechos básicos", amplió el docente.

 

"Tenemos que pensar en la ruralidad", dijo el senador suplente Andrés Berterreche. La agricultura familiar "no es lo que sobra del sistema capitalista" "sino que la ruralidad está más allá de lo productivo", recalcó. En este sentido "no hay acceso a la tierra sin Mevir" y "la articulación no es una cuestión romántica sino una necesidad" para dar condiciones de vida en el medio rural, explicó.

 

Al cierre, la presidenta de Mevir, Cecilia Bianco, agradeció los aportes de los expositores y se comprometió a pasar en limpio los apuntes para que la información y las propuestas circulen entre los involucrados.

 

Actualizado el ( jueves, 20 de agosto de 2015 )
 
< Anterior   Siguiente >