Emprendimientos asociativos de Artigas y Salto se formaron en cooperativismo Imprimir E-Mail
El convenio entre el INC y el Instituto Nacional de Cooperativismo (INACOOP), firmado en 2012, permitió la formación en cooperativismo de más de 100 productores familiares y asalariados rurales del norte del país. Actualmente el 34% de los emprendimientos asociativos del INC son cooperativas agrarias, el 10% son cooperativas de trabajo asociado y un 1% son cooperativas sociales.
 

El proyecto, que se extendió por dos años, implicó también la capacitación en trabajo asociativo, asesoramiento en aspectos tributarios y legales e intercambio de experiencias entre los distintos grupos.
 
La Mesa Intercooperativa de Salto (MIS), organización local contraparte de INACOOP en territorio, inicialmente trabajaría con 11 organizaciones, aunque
"a partir de demandas detectadas y solicitudes de intervención concretas" se involucraron 15 colectivos que comprendieron a 104 productores familiares, estima el Informe de cierre del proyecto.
 
El proyecto abarcó dos tipos de actividades: capacitaciones y asesoramiento y seguimiento en diferentes aspectos que competen a la forma jurídica cooperativa (contables, de procedimiento y algunos elementos legales).
 
"Los resultados alcanzados son altamente positivos", evalúa el Informe de cierre. El proyecto respondió a la distintas demandas y necesidades de los colectivos, aportó elementos de formación e información respecto del trabajo asociativo en general y cooperativo en particular, resume el documento.
 
Las cooperativas agrarias son una modalidad "incipiente" tanto en el INC como en el marco de la ley n°. 18 407 del sistema cooperativo; por tanto, "se debería profundizar el abordaje con las organizaciones colonas", recomienda el Informe. La formación es un "aporte insustituible para el funcionamiento y viabilidad del emprendimiento en el marco de la misión y visión del INC", estima el documento.
 
Son también recomendaciones del Informe de cierre el ampliar el número de personas y disciplinas de los equipos de referencia en el territorio, contar con más claridad respecto de las obligaciones tributarias (BPS, DGI, etc.) de estas modalidades cooperativas, así como también lograr una mayor articulación con los organismos recaudadores y de contralor.

Foto: Encuentro intercooperativo, 25 de abril 2014, Colonia Líber Seregni, Salto.
Actualizado el ( jueves, 11 de febrero de 2016 )
 
< Anterior   Siguiente >