La comercialización con sellos y marcas de agricultura familiar avanza en la región Imprimir E-Mail

El seminario sobre Estrategias de diferenciación y valor agregado de productos de las organizaciones de la agricultura familiar, realizado los días 20 y 21 de abril en Montevideo, abordó temas como encadenamientos productivos, circuitos cortos e inserción de éstos productos en cadenas agroindustriales. Representantes de organizaciones, técnicos y autoridades del sector conocieron la experiencia del Instituto de Desarrollo Agropecuario de Chile (INDAP) con el sello Manos Campesinas y las Tiendas Mundo Rural.

La apertura del seminario contó con representantes de las instituciones organizadoras: el titular de la Dirección General de Desarrollo Rural de Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, José Olascuaga; la gerente de Asistencia Técnica y Desarrollo de Colonias del Instituto Nacional de Colonización, Mariana Orozco; la directora de Economía Social e Integración Laboral del Ministerio de Desarrollo Social, Mariela Fodde; y la representante del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) en Uruguay, Alejandra Sarquís.

Estrategias de valorización y comercialización para el desarrollo de la agricultura familiar

El Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) contribuye al desarrollo económico sostenible y a la valorización de la Agricultura Familiar y sus organizaciones en Chile, comentó la técnica de dicha institución, Jimena Acuña. La expositora presentó la experiencia del Sello Manos Campesinas y de las Tiendas Mundo Rural que se llevan adelante en su país.

El sello de “manos campesinas” es un sistema de acreditación que destaca los atributos y da valor agregado a los productos de los pequeños productores familiares. Esto se logró con trabajo conjunto entre organizaciones campesinas, INDAP y la Universidad de Chile.

En esta linea, las Tiendas Mundo Rural es una iniciativa del Programa de Comercialización de INDAP cuyo objetivo es valorizar el trabajo de la agricultura familiar y acercar sus productos tradicionales a la comunidad. Este brinda apoyo económico por un año para lograr la apertura y desarrollo de estos puntos de ventas. Mundo Rural se utiliza como un modelo de circuitos cortos que favorece al precio y además son gestionadas por las propias organizaciones campesinas.

Fuente:DGDR/MGAP

Actualizado el ( viernes, 28 de abril de 2017 )
 
< Anterior   Siguiente >