Técnico del Plan Agropecuario expuso sobre sector ganadero a grupos de colonos Imprimir E-Mail

Más de 60 representantes de emprendimientos asociativos ganaderos, arrendatarios de tierras del Instituto Nacional de Colonización (INC), conocieron información clave para la toma de decisiones en sus predios ubicados en el noreste del país, el 18 de mayo en Tacuarembó. La presentación fue realizada por el técnico del Instituto Plan Agropecuario (IPA), Carlos Molina, que consideró variables como el clima así como la influencia del precio del combustible, la inflación y el dólar en los costos de producción y destacó la importancia en el manejo del predio ya que "no siempre hay que producir más sino mejor o diferente", aseguró.


"No es una carrera por producir más, es una carrera por quedarse con mayor margen" afirmó al finalizar la exposición Molina. El IPA cuenta con registros históricos, de los últimos 17 años, de la evolución económica de 150 empresas agropecuarias de todo el país. Si bien los últimos tres años se registra una caída de los ingresos "todas las empresas crecieron" en los últimos 15 años graficó con datos el especialista.

 

Particularmente, las empresas ubicadas en las zonas agroecológicas comprendidas entre el basalto y la cuenca sedimentaria del noreste, la productividad ha crecido todos los años desde el 2001. La producción ganadera en la zona experimentó un clima invernal "muy duro" y una primavera "muy pobre" para el crecimiento de pasto, pero el verano fue "excepcional", afirmó el técnico del IPA.

 

Según datos satelitales, con los que cuenta el IPA, y en comparación con el crecimiento del pasto en años anteriores, en enero de 2017 el crecimiento del pasto en zonas de basalto fue 40% más que el año promedio de la serie, en tanto, en la cuenca sedimentaria del noreste el incremento fue menos pronunciado con un 10% más en comparación del año promedio.

 

Por otra parte, Molina mencionó que la industria también transita tres años de caída del valor en que coloca la carne en el exterior. "Los precios que ustedes han logrado con su ganado sin duda ha tenido ese recorrido", dijo a los productores. Aunque en retrospectiva -apelando a más de 25 años de datos-

luego de la baja de precios que significó la epidemia de la fiebre aftosa en 2001, el precio del ternero en dólares por kilo en pie crece y decrece y hace tres años que se mantiene y con el ganado gordo la situación es similar, constató Molina.

 

Por otro lado, el dólar a final del 2013 comenzó a ganar valor pero entre el año pasado y el corriente su valor descendió 10 %. "El dólar no es determinante de la actividad pero influye" precisó el técnico del IPA. En tanto, la inflación en términos históricos es baja con un 8 o 9 %, si se considera que el país registró en décadas anteriores inflación de tres dígitos, señaló.

 

El expositor explicó que el 2017 "es un buen año para las relaciones de precio porque son favorables" aunque "yo no digo que la rentabilidad es buena", aclaró. Si bien hay precios de insumos como el combustible y la ración donde se detectan subas moderadas, en los fertilizantes y las pasturas se da el caso contrario. Asimismo, la renta del INC, que significa menos de la mitad que la renta comercial, se mantuvo.

 

Actualizado el ( miércoles, 24 de mayo de 2017 )
 
< Anterior   Siguiente >