Comparativos de indicadores de los primeros semestres años 2005-2006 PDF Imprimir E-Mail
    Finalizado el primer semestre el año en curso, se dispone de material preliminar que permite, además de definir valores a los distintos indicadores para lo transcurrido del 2006, una comparación con lo ocurrido en el periodo similar del año 2005, en otra serie de aspectos.

    El primer semestre de este año muestra en relación al anterior, una mejoría en los distintos indicadores de actividad, en porcentajes que deben de considerarse valores mínimos, y que seguramente mejoraran bastante al cierre del tercer trimestre del año. Es así que en tanto el número de negocios  - el indicador mas relevante de actividad - se ha incrementado a la fecha un 13,4%, la superficie vendida lo hizo en un 34,3 % y el capital dirigido a la compra de tierra fue un 85,46% mayor al año pasado.

    Si se examinan los datos en un escenario más amplio, el número de operaciones de este año ya ha superado las cifras equivalentes correspondientes del año 2003, que hasta la fecha ha sido el de mejores guarismos históricos. Si bien no ha ocurrido lo mismo con la superficie vendida, el indicador de mayor espectacularidad es el flujo de capitales orientado a la compra de campos. Este indicador que de alguna manera es un índice indirecto del grado de inversión del sector, ya supera en casi un 47% la cifra equivalente del año 2004, que había sido el mayor hasta el momento.

    Puede afirmarse entonces que el primer semestre año 2006, será sin duda el de mayor actividad en la historia del país en términos equivalentes.   Inclusive esto será así con una menor actividad del sector forestal, que si bien reorientó sus compras hacia la zona este del país, lo ha hecho en una magnitud de un 35% por debajo del primer semestre del 2005. 

Distribución Territorial Ver Cuadro I

    Se estudia la ubicación, frecuencia e intensidad del fenómeno de adquisición de tierras, observando cada semestre en forma individual, y realizando luego una comparación entre ambos. Se  presentan a continuación las gráficas I  a III que exhiben las 2 primeras, los aportes de superficie vendida por departamento, y la gráfica III, que realiza una comparación del capital movilizado a la adquisición de tierras, en términos porcentuales entre ambos semestres.

    Una primera observación que es clara en la Gráfica III ,  es la ausencia en estos periodos de campos mayores a las 1.000 has en la zona sur del país. Una segunda observación que es visible en las Gráficas I y Gráfica II ,  es la concentración de la actividad en algunos departamentos. A continuación se aclara su orden de importancia, pues en las gráficas pueden confundirse colores y existen tamaños semejantes.

    En el año 2005 ( gráfica I) se aprecia una fuerte concentración, que por orden de importancia se dió en los departamentos de Río Negro, Tacuarembó, Paysandú, y Cerro Largo. Existe mucha diferencia en los restantes departamentos que los siguen.

    En el primer semestre de este año, se mantiene la importancia de los departamentos anteriores, pero se da su reordenamiento y la aparición creciente de la zona este del país. Ordenando los departamentos de mayor a menor se destacan los departamentos de Cerro Largo, Paysandú, Río Negro, Soriano y Lavalleja. Se incrementa sensiblemente la participación de Lavalleja, Rocha, Treinta y Tres, Rivera y Cerro Largo. Un factor importante ha sido la importancia de las compras de empresas del sector forestal en la zona este del país. 

Promedios Nacionales

    El cuadro anterior refiere al total de operaciones, que incluyen también el conjunto de compras de campos ya forestados, con sus vuelos respectivos. Si eliminamos la distorsión que provocan las masas forestales en el valor tierra, así como se elimina algún caso donde por distintos motivos, no se dispone de un índice de productividad confiable, se obtienen las siguientes cifras nacionales preliminares para el primer semestre del año 2006.

    Sobre un total de 51 operaciones, que comprenden aproximadamente 103.892 has, se llega a un promedio ponderado de U$S 1354,30/ha, que llevado a BASE CONEAT 100 alcanza el guarismo de U$S 1.465,06/ha CONEAT 100.

Flujos de Fondos Ver Cuadro II

    Si bien la compra de tierras como tal no puede ser considerada una inversión, de alguna manera la compra de tierras con pasivos bancarios asociados a ella, involucra un ingreso de capital. De tal manera esta operación da como fruto el rescate del préstamo por parte del sistema bancario, la desaparición de la deuda y la existencia de un establecimiento saneado y sin problemas financieros.

    Existe el preconcepto no siempre cierto, de identificar la mayor venta de tierra con mayores porcentajes de adquisición de ella por ciudadanos extranjeros. De hecho existen otras varias situaciones, como por ejemplo la venta de campos por parte de titulares extranjeros. A su vez estos pueden vender a ciudadanos uruguayos, que de hecho constituye la situación opuesta , o a terceras personas extranjeras, con lo que existe un entramado de situaciones.

    Interesaría disponer de una estimación aproximada del flujo real de dinero que proviene del exterior y se radica en el sector, en base a una serie de supuestos, y en aquellos casos en que se conoce la procedencia de los titulares. Indiscutiblemente la existencia de sociedades anónimas dificulta en grado sumo este tipo de elaboración.

    Para lo que va del año 2006 se obtendría un cuadro semejante a las cifras del cuadro II, donde se destaca que aproximadamente un 40% del monto operado, quedaría  comprendido en esta situación. Por departamento se destacan aquellos donde han operado con mas energía las compañías forestales.

Actualizado el ( viernes, 22 de febrero de 2008 )
 
< Anterior   Siguiente >