Cooperativas agrarias del sur intercambian experiencias

La Cooperativa Punta de Sarandí (Coopusa) de San José organizó una jornada de intercambio de experiencias colectivas en la que participaron productores de la Granelera Ecológica Cooperativa (Graneco) del oeste de Montevideo Rural; de Punto Verde horticultores orgánicos de San Bautista en Canelones; y del grupo de mujeres Juntas por Más que se reúnen en torno a la intersección de las ruta 45 y 1. En la actividad, realizada el 13 de agosto, los cooperativistas relataron las dificultades y aciertos en sus respectivas experiencias y plantearon la necesidad de trabajar en conjunto.

 


Coopunsa definió la realización de la actividad en el marco del Proyecto de Fortalecimiento Institucional (PFI) financiado por la Dirección General de Desarrollo Rural (DGDR) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).

 

La cooperativa anfitriona organizó la actividad en el predio de gestión colectiva, que le fue adjudicado hace dos años por el Instituto Nacional de Colonización, en la ruta 1 km 35.500, en la Colonia Galland. Los 13 socios, horticultores de la zona, producen y comercializan frutilla en forma conjunta. La idea de juntarse con otros colectivos surgió porque "lamentablemente de cooperativa rural se sabe poco y nada", consignó el presidente de Coopunsa Walter Bauza.

 

El grupo de productores de Puntas del Sarandí trabaja desde 1998, pero en los últimos años se propusieron realizar otras metas: acondicionaron un local de uso común; visitaron Santa Fé (Argentina), Salto y el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) las Brujas, para conocer más sobre la producción de frutilla y la tecnología aplicada a este cultivo; convocaron a vecinos de la zona para realizar un curso sobre el uso de plaguicidas en el que participaron más de 60 personas; se capacitaron en fumigaciones y salud; y se presentaron en proyectos de Más Tecnología y Más valor de la DGDR, entre otras acciones.

 

Aprendizajes cooperativos

 

El grupo de mujeres Juntas por Más está compuesto por jefas de hogar, productoras familiares, empleadas domésticas y asalariadas de las inmediaciones de la localidad de Libertad. La iniciativa de las mujeres, que tiene como objetivo generar otros recursos para sus hogares, se conformó en un aprendizaje para sus participantes que actualmente reúnen fondos para su consolidación. Capacitación y jornadas de recaudación son las actividades que ocupan al grupo.

 

Graneco realiza producción ecológica de trigo y maíz, procesa, obtiene harinas para consumo humano y comercializa. Si bien actualmente la cooperativa está consolidada en sus comienzos, en el 2011, afrontaron dificultades. "Pasar de la chacra de dos hectáreas a un cultivo extensivo no fue fácil", explicó Mauricio Vives. Asimismo, Montevideo rural no se caracteriza por la producción agrícola, lo que implicó convencer a los productores y también a las instituciones de que Graneco era una alternativa posible.

 

Punto verde, es un colectivo de productores del norte de Canelones que en 1990 reconvirtieron su producción convencional a orgánica. Si bien actualmente cuenta con más de 30 productos hortícolas orgánicos que envasan y comercializan, en sus comienzos los vecinos les decían que "la chacra se les va a llenar de pasto" relató Daniel Bentacor. Según el productor la demanda de productos orgánicos en el transcurso de la formación del grupo ha sido "constante y creciente". Actualmente, los productores se propusieron un proyecto ambicioso e instalaron un laboratorio de control biológico de plagas, en el cual lo recaudado será re invertido en investigación.

 

Reunión de agrarias

 

La actividad finalizó con una plenaria donde los técnicos contratados por el PFI y un facilitador de la Confederación Uruguaya de Entidades Cooperativas (CUDECOOP) instaron a los participantes a realizar propuestas.

 

En el desarrollo de las exposiciones se mencionó la necesidad de trabajar en conjunto entre las cooperativas o pequeñas empresas de la economía social. Por tanto, poder visualizar el universo de las cooperativas o afines es una tarea a emprender para los participantes. Asimismo, localizar oportunidades conjuntas en las cadenas de valor de la producción de estas empresas.

 

Los colectivos también reflexionaron en torno de la organización de un encuentro de cooperativas agrarias con el objetivo de articular trabajo en común y replicar experiencias exitosas.

 

 

 

 

 

 

 

Actualizado el ( martes, 16 de agosto de 2016 )