Restaurar el campo natural con tecnología local

Taita fue bautizada, por el voto de productores y técnicos, la cosechadora de campo natural diseñada en el marco del proyecto Más Tecnologías. El proyecto, que lidera el Instituto Plan Agropecuario (IPA) junto con la Sociedad de Fomento Rural de la Colonia del INC Juan Gutiérrez, se propuso la fertilización del campo natural, el control de malezas en campos sucios y el diseño de un prototipo de cosechadora de campo natural. La herramienta, presentada el 16 de noviembre en la colonia ubicada en Paysandú, contó con la aprobación y sugerencias de los presentes.

El acuerdo entre instituciones y el apoyo de los productores fue determinante para la realización de proyecto, comentó el técnico del IPA, Marcelo Pereira. El apoyo de Más tecnología de la Dirección de General de Desarrollo Rural (DGDR) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP); el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), las Facultades de Agronomía y de Ciencias de la Universidad de la República (UDELAR), la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires y el INC, se estima en USD 40 000.

 

Si bien en Uruguay se mantiene un 64% de campo natural, "hay campos que después de la soja les cuesta mucho recuperarse", comentó Pereira. La necesidad de recuperar campo natural, detectada en una consultoría previa al proyecto, puede realizarse a través de la fertilización pero hay campos que requieren sembrar las especies que les faltan, especificó el técnico. Por tal motivo, surgió la iniciativa de la cosechadora de campo natural.

 

La máquina cuenta con altura de cosecha regulable, se traslada con camioneta y opera aproximadamente a 5 km por hora. Funciona a partir de un cepillo cilíndrico de 40 centímetros de diámetro que gira y cosecha la semilla, que luego se deposita en una tolva.

 

Con la disponibilidad de esta herramienta se abre una nueva etapa que requerirá estudiar su rendimiento, así como los aspectos relativos al manejo de la semilla junto al Instituto Nacional de Semilla (INASE).

 

El nombre taita que significa papá en guaraní fue el más votado por los asistentes a la actividad, la propuesta homenajea al Ing. Agr. Juan Carlos “Papate” Millot por su contribución al conocimiento, conservación y manejo responsable del campo natural del país.